domingo, 22 de julio de 2018

El misterio del té verde: qué lo hace un efectivo protector contra el Alzheimer

- 0 comentarios
Si bien ya se había hablado del té verde como uno de los factores que ayudarían a prevenir la enfermedad de Alzheimer, poco se sabía sobre la causa.


Ahora, una investigación liderada por el departamento de química y biología química de la Universidad de McMaster (Canadá) reveló que un compuesto del té verde altera la formación de placas tóxicas que contribuyen a la enfermedad.



















El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa progresiva caracterizada por una disminución de la memoria y funcionamiento cognitivo general, que afecta a casi 50 millones de personas en todo el mundo y se estima que para 2050 la cifra podría llegar a más de 130 millones.

Las causas exactas de esta enfermedad no están claras, pero se cree que el beta-amiloide juega un papel principal, ya que esta pegajosa proteína puede agruparse, formando placas que interrumpen la comunicación entre las neuronas.


Lo que los investigadores encontraron ahora es que el galato de epigalocatequina (EGCG), un polifenol del té verde, detiene la formación de placas beta-amiloides, un sello distintivo de la enfermedad de Alzheimer, al interferir con la función de los oligómeros (proteínas compuestas de más de una cadena polipeptídica) beta-amiloide.


Según el estudio publicado en la revista Journal of the American Chemical Society, los investigadores llegaron a sus conclusiones mediante el uso de resonancia magnética nuclear para obtener una visión en profundidad de cómo este polifenol del té verde (EGCG) podría afectar a la formación de placas beta-amiloides.

Los científicos descubrieron que que EGCG “remodela” los oligómeros beta-amiloides –que pueden unirse y formar placas tóxicas beta-amiloides–, lo que les impide crear estas placas dañinas.
“A nivel molecular, creemos que EGCG cubre oligómeros tóxicos y cambia su capacidad para crecer e interactuar con células sanas”, explicó Giuseppe Melacini, líder del trabajo, quien destacó que “estos hallazgos no solo respaldan estudios previos que sugieren que el polifenol EGCG puede ayudar a prevenir la formación de placa beta-amiloide, sino también arrojan luz sobre los mecanismos subyacentes a esta asociación”.
El galato de epigalocatequina, el componente “mágico” del té verde 

Y agregó: “Todos sabemos que actualmente no hay cura para la enfermedad de Alzheimer una vez que surgen los síntomas, por lo que nuestra mejor esperanza es la intervención temprana.
Eso podría significar usar extractos de té verde o sus derivados desde el principio, digamos de 15 a 25 años antes de que aparezcan síntomas”.
[Continuar Leyendo...]

jueves, 19 de julio de 2018

La vitamina que duplica la posibilidad de vencer el cáncer de mama

- 0 comentarios
La investigación ha demostrado una y otra vez la importancia de la prevención activa cuando se trata de reducir el riesgo de cáncer. 


La prevención puede venir en forma de ejercicio, comer una dieta balanceada llena de alimentos integrales, abstenerse del abuso de sustancias y asegurarse de que el cuerpo obtenga los nutrientes que necesita para mantenerse saludable.



Según Carole Baggerly, fundadora de GrassrootsHealth, hasta el 90% del cáncer de mama normal puede estar relacionado con la deficiencia de vitamina D, y hay varios estudios recientes que respaldan su afirmación.

El vínculo entre el cáncer de mama y la vitamina D

Un metaanálisis publicado en la edición de marzo de 2014 de Anticancer Research, encontró que las pacientes diagnosticadas con cáncer de mama que tenían altos niveles de vitamina D tenían el doble de probabilidades de sobrevivir, en comparación con las mujeres con niveles bajos de vitamina D.

Más de 4,500 pacientes con cáncer de mama fueron parte del análisis. Los investigadores estudiaron a las pacientes durante un período de nueve años. El coautor del estudio, el profesor Cedric F. Garland, explicó: “Siempre que haya presentes receptores de vitamina D, se previene el crecimiento tumoral y se evita que aumente el suministro de sangre.
Los receptores de vitamina D no se pierden hasta que un tumor está muy avanzado. Esta es la razón para una mejor supervivencia en pacientes cuyos niveles de vitamina D en sangre son altos.
Los investigadores instaron a los médicos a hacer que el monitoreo y la optimización de la vitamina D, sean una parte importante de la atención estándar del cáncer de mama. Recomiendan que los pacientes con cáncer de mama deberían restablecer sus niveles de vitamina D a un rango normal de 30-80 ng / ml.
En un estudio de 2011, el Dr. Garland descubrió que un nivel de vitamina D de 50 ng / ml se asocia con un 50% menos de riesgo de cáncer de mama. Su equipo concluyó que un nivel mínimo de protección es de 40 ng / ml de vitamina D.

Equivale a entre 1.000 UI y 8.000 UI de vitamina D3 por día. Esta cantidad es mucho más alta que la cantidad diaria recomendada de 600 UI de vitamina D para adultos.

La vitamina D del sol vs. suplementos orales

La mejor manera de optimizar los niveles de vitamina D, es pasar tiempo al aire libre todos los días. Cuando expones tu piel al sol, sintetiza sulfato de vitamina D3, una forma de vitamina D que es soluble en agua.

suplementos orales de vitamina D3 no son solubles en agua. La vitamina D3 soluble en agua del sol puede viajar libremente a través del torrente sanguíneo, a diferencia de la forma no sulfatada que necesita colesterol LDL como una forma de transporte.
Puedes controlar tus niveles de vitamina D utilizando un kit en el hogar o visitando a un profesional de la salud. Si no puedes obtener suficiente luz solar y elige un suplemento oral de vitamina D, muchos expertos están de acuerdo en que se pueden usar 35 UI de vitamina D por kilo de peso para estimar tu dosis ideal.
[Continuar Leyendo...]

UNETE A NUESTRA COMUNIDAD


 
Copyright © . ★★ MUNDO MEDICINAL ★★ - Publicaciones · Comentarios
Creado por: Mejora Tu Vida ·