jueves, 11 de junio de 2015

5 COSAS QUE SIEMPRE SE ME OLVIDAN Y NOS MOLESTA

¿Por qué siempre se nos olvidan las cosas? Hay cosas que siempre se nos escapan y no entendemos el porqué… Me detuve a pensar sobre el tema, hice una investigación y aquí les va lo que descubrí.
Te ha pasado que se te olvida la llave del auto o de la casa, «¿sabes dónde dejé mi cartera? ¿has visto mi celular? Tenía unos documentos en las manos, no los encuentro, ¿los has visto?» Éstas y otras muchas pequeñas cosas esenciales de momento, se nos olvidan a diario, a algunos de nosotros con más frecuencia que a otros.

La pregunta surge automáticamente: —¿Es ésto normal?, ¿Tenemos que preocuparnos ?
Bueno, entendemos que ésto no es normal, (imaginemos hace 150,000 años en la península ibérica a nuestro predecesor, el hombre de Neanderthal, salen dos de ellos en medio de las temperaturas inimaginables y de las condiciones imposibles a cazar para poder sobrevivir. Se adentran en medio de un bosque, caminan por dos días y medio, encuentran un buen lugar y se esconden a esperar que pase algún animal desprevenido —con suerte una gacela sabrosa— luego de un día de esperar el momento llega, lentamente pasa la gacela cerca de ellos, oliendo la hierba, uno la señala y el otro se levanta un poco, mira en posición de ataque y luego se vuelve a sentar bruscamente haciendo ruido, el que apunta le dice: -que pasa? mátala ahora! -el otro contesta: ¿y la lanza?).


Esa situación es imposible de imaginar, sencillamente morirían de hambre si tuvieran que regresar a dos días y medio de camino. Para nuestra mente las cosas esenciales son así de importante, porque para nosotros ir al trabajo o cerrar la casa, llevar nuestra cartera o portafolios, son cosas necesarias e importantes para proceder en nuestro día a día. Nuestro cerebro tiene la capacidad de recordarlas siempre, el problema está en nuestro estilo de vida.
Vamos a explicar las razones que entendemos que contribuyen a que se nos olviden esos detalles tan sencillos y luego responderemos la segunda pregunta: —¿Debo de preocuparme?
Como sabrás, hoy en día nuestra mente está bombardeada con un conjunto de información multimediática constantemente, sería muy sencillo reducir el problema a eso y decirte: —no te puedes recordar las cosas porque tu mente está muy ocupada con toda la información que recibe— y con eso definir el problema “distracción”, lamentablemente no es así, aunque podemos decir sin temor a equivocarnos, que tanto estudios científicos como el sentido común corroboran lo siguiente: si ves televisión, mientras escuchas música, chateas, el abanico haciendo ruido, mientras tu esposa te habla de lo que van a hacer cuando lleguen al centro comercial, seguramente eso no ayuda a que te recuerdes de la cartera, la llave de la casa o del vehículo, pero nuestro cerebro es tan capaz que en realidad eso, ¡no es problema! Todos nosotros podemos procesar todas esas informaciones, y a la vez no olvidarnos de nada, de todos modos recomendamos un equilibrio. Reduce el número de distracciones innecesarias, para poder estar más relajado y en armonía, eso sin duda te ayudará a recordar las llaves del carro.
Ya explicamos lo que no es el problema, pero que sí puede influenciar y dimos una sugerencia sobre cómo resolverlo. Ahora hablemos del problema; el problema está en nuestro cerebro, la memoria temporal… Según nuestro estilo de vida hay cosas que hacemos que reducen esta capacidad y que hacen que se nos olviden las cosas, como son: el estrés, la fatiga, medicamentos para dolores de cabeza o musculares, las drogas, el alcohol, el tabaco, una dieta pobre en nutrientes y rica en toxinas y químicos, cafeína y falta de ejercicios mentales.


Si se te olvidan las pequeña cosas, de seguro uno o varios de estos malos hábitos te acompañan en tu vida, para describir en general cómo éstos hacen que se te olviden las cosas, en palabras pobres podemos decir: que estos alteran la composición química normal de tu cerebro como pueden ser las drogas o el abuso de medicamentos y alcohol, al igual que otros que influencian el modo en que tus neuronas intercambian información, como el estrés y la ansiedad, otros interfieren en este intercambio de información como el tabaco y la cafeína y con el flujo de oxígeno al cerebro, nuevamente el tabaco (con tabaco me refiero a los cigarrillos).
Hay más y todos influyen de un modo u otro en tu cerebro y todos provienen de un estilo de vida y de una dieta no natural. Para nosotros, sin irnos a los extremos, quizás las cosas que más influyen no son las más evidente que de hecho no todos hacemos, como pueden ser las drogas y el tabaco que parecen obvias. Más bien, son todos los productos artificiales, conservantes, preservativos, adictivos, saborizantes, colorantes y químicos innecesarios que se encuentran en nuestra dieta diaria de comida en fundita y alimentos enlatados a largo conservación.
Tenemos un secreto para mejorar nuestra capacidad cognitiva y es comer fósforo, potasio y sodio: el fósforo, el potasio y el sodio ayudan directamente al proceso de intercambio químico neuronal, una dieta rica en estos minerales es vital en los más jóvenes para el desarrollo de una red neuronal saludable y en los adulto para el mantenimiento de la misma y la conservación y recuperación de dicha red.
Estos minerales se pueden encontrar en la miel (mi alimento preferido), me refiero a miel pura, como se encuentra en el panal (ósea comérsela con el panal), aparte de ser un suplemento completamente natural y completo con un récord milenario y por lo cual no necesita muchas presentación, la misma es más de lo que parece y también es rica en vitamina A, B1, B2, B6, C y E entré otros minerales como calcio, hierro y magnesio y sus propiedades van más allá de las vitaminas y minerales que contiene: El entero es más que la suma de sus partes.
También en el pescado se encuentran estos nutrientes y es por igual beneficioso. Opinamos que una cucharada de miel por la mañana todos los días y comer pescado dos veces por semana, preferiblemente al vapor o la plancha, sin ningún tipo de aceite procesado o hervido y tomarse también el caldo, son pequeñas adiciones que indudablemente van a lograr una   mejora en tu memoria.
Sobre la pregunta, [¿debemos preocuparnos?], aparte de algún caso extremo, la cosa no es necesariamente síntoma de una condición grave o mortal, aunque sí es señal de un decaimiento degenerativo del cual la mayoría sufrimos y de continuar así deberemos rendir cuentas en nuestra vejez, pero si te amas mucho, de seguro quieres estar en salud y entonces sin preocuparte, quizás querrás hacer lo necesario para que tu cuerpo y tu mente trabajen como la naturaleza lo diseño y no como el residuo disfunciónal del ser vigoroso que eras cuando estabas más joven.
Si tienes una duda específica y quieres una opinión, por favor escribe, dejando tu comentario.
Gracias por leer .


Apóyanos: Si te gustó lo que leíste y deseas continuar leyendo este tipo de información, apóyanos con tan solo suscribirte a nuestras notificaciones. También puedes apoyarnos con el simple hecho de compartir este artículo en tu red social favorita y/o con tus seres queridos. Tú apoyo hace la diferencia!

0 comentarios:

Publicar un comentario

UNETE A NUESTRA COMUNIDAD


 
Copyright © . ★★ MUNDO MEDICINAL ★★ - Publicaciones · Comentarios
Creado por: Mejora Tu Vida ·